The giver (El dador de recuerdos)

resena-el-dador-recuerdos-lois-lowry-L-9ndKd0

Lois Lowry escribió esta novela destópica en 1993, un libro premiado que ha pasado a formar parte del temario de algunos institutos estadounidenses. Supongo que el atractivo de la historia entre el público más joven y la reflexión a la que conlleva son interesantes elementos de desarrollo intelectual juvenil.

The Giver es una de las mejores distopías que he leído, y tiene una sinopsis espectacular que me sirve para acercaros a la historia: Diciembre es el mes en el que se celebra la Ceremonia anual, en la que los Doce reciben sus determinadas funciones por el Comité de Ancianos. Pero Jonás, un niño que cumple doce años, ha sido elegido para algo muy especial. Cuando su selección le lleva ante el más honorable de los ancianos –el Dador-, Jonás comienza a darse cuenta de los secretos que subyacen bajo la frágil perfección de su mundo.

Creo que una de las preguntas que el libro invita a cuestionarse es si sería mejor vivir en una sociedad libre o en una sociedad feliz. La sociedad de Jonás es ordenada, no existen guerras, ni crisis, predominan la igualdad y la armonía basadas en el respeto a una rigurosa normativa que rige la vida de cada uno de sus integrantes. Sin embargo, cuando su maestro comienza a transmitirle la memoria histórica de la humanidad, empieza a cuestionarse si de verdad ese sistema social es el correcto; y todo lo que antes veía en tonos grises, ahora se le presenta en su color original (bonita metáfora).

Otra de las lecciones del libro es la importancia de conocer la historia, y el poder que nos brinda para tomar decisiones y alterar comportamientos, para evitar errores y construir un mundo mejor. En el libro, la sociedad ha preferido quedarse al margen. Ha optado por la ignorancia para ahorrar el dolor que supone a veces el saber, a pesar de que ese dolor nos haga más fuertes. En el caso de Jonás, cuya responsabilidad le obliga a retener todos esos recuerdos, el conocimiento activa su espíritu crítico y le insta a cuestionarse el mundo que le rodea.

Cuando Jonás insta a su amiga Fiona, a eludir la inyección diaria obligatoria que les despoja sus sentimientos, su apetencia sexual, sus emociones, etc. utilizando una manzana; me fue inevitable la comparativa con el mito de la Creación de La Biblia, cuando Eva es tentada a morder la manzana, y al hacerlo es castigada fuera de la protección de Dios, y por así decirlo “sufrir su humanidad para siempre”.

Desde este contexto también se tratan temas como la familia y la relación mentor-alumno.

Lo que en mi opinión es un inmenso desastre es el título, en serio, hice este comentario con todo aquel que me encontraba durante dos semanas. ¿El dador? Esa palabra no existe en castellano. De hecho, parece tan forzado como si alguien hubiese traducido “The Giver” al español utilizando el Google Translate. Pero como lo mío es la crítica constructiva propondré “El Donante”, como traducción más adecuada, tanto en sentido literal como el papel en la historia, y además de ser más correcto creo que suena mucho mejor.

En 2014 se estrenó la película “The Giver”, con un elenco de actores muy conocidos de la talla de Meryl Streep, pero que en mi opinión no llega a condensar toda la reflexión que evoca el libro. Aunque siempre hace ilusión contrastar la imagen que tu mente ha construido a partir del libro con la película, así que recomiendo verla después de haber leído la historia. https://www.youtube.com/watch?v=UALPmyXBOi8

Se supone que The Giver es una saga, pero sus secuelas “En busca del azul” y “El mensajero” se desconectan de la historia principal y no conectan hasta el final de las mismas, lo que no me gustó nada, porque la historia pierde fuerza y el rumbo.

 

Anuncios

Enlazados

enlazados9788408112525.jpg

Enlazados, de Carlos García Miranda, es la primera oportunidad que doy a autores españoles en éste tipo de género. Y no lo digo en desprestigio de éstos, ni mucho menos, sino que este tipo de historias suelen nacer en países donde el consumo de libros es la directriz que prima para decidir qué se escribe y sobretodo qué se edita.

La sinopsis del libro le hace flaco favor ya que evoca demasiado a otras distopías mundialmente conocidas. Y aunque sí que tiene algunos aspectos similares, me parece que son pequeños detalles que carecen de relevancia, consiguiendo una historia y contexto diferentes a esas ultraleídas sagas.

Enlazados narra una historia en un mundo post-apocalíptico, que combina avances tecnológicos con daños medioambientales, bastante creíbles para los próximos 100 años, y que han modificado ciertos aspectos de la vida en sociedad.

En la selección de un nuevo gobernante, 11 adolescentes tendrán que competir entre ellos hasta que sólo uno sobreviva y ocupe la vacante de dirigir el futuro de la República. Una República basada en un elevado nivel tecnológico del que ha desarrollado una dependencia extrema, hasta el punto de existir una especie de inteligencia artificial llamada “Madre” que ha ocupado el puesto más alto en toma de decisiones y control social. Acompañado de una estratificación social en torno a una serie de conglomerados empresariales encargados de satisfacer las necesidades básicas de la población.

Lo que más me ha gustado han sido los personajes, en mi opinión muy bien definidos y cuyos actos son consecuentes con sus caracteres; y la creatividad puesta en sus nombres. El nombre de Sólo (con una carita triste sustituyendo la primera “o”) me parece que transmite mucho sobre su personaje.

Lo que no me gustó nada fueron los encuentros sexuales que se describen detalladamente en algunas partes del libro, que no aportan absolutamente nada interesante a la historia y que en vez de afrontarlos con elegancia acaban rezumando sordidez.

Otro detalle son los guiños a ciertos aspectos de la cultura española como el himno de la República al que llama “La empresarial”, pretendiendo evocar “La internacional” pero con la connotación del conglomerado empresarial que rige el universo creado en la historia. En mi opinión quedan forzados, y siempre es preferible aportar creatividad a los pequeños detalles antes de forzar corta-pegas.

En conclusión creo que, aunque se ha arriesgado a incluir aspectos como un grupo de protagonistas adolescentes, una competición en la que sólo puede sobrevivir uno y una estratificación social muy marcada, para narrar una historia de amor y rebeldía, que van a recordar mucho a historia ya contadas; aporta elementos nuevos y mucha tensión que lo convierte en una lectura amena y emocionante.

 

 

 

 

 

Preciada (Marca de nacimiento 2)

9788444148267

Preciada en la segunda parte de Marca de Nacimiento, de Caragh O´brien, y el esfuerzo de la autora por crear realidades alternativas cobra su verdadero matiz destópico en esta segunda parte.

Que las secuelas no sólo se dediquen a continuar la historia, si no que supongan cambios de argumento o de escenarios tan grandes como en esta ocasión y tan bien hilados es digno de toda mi admiración.

En Preciada, Gaia se ve obligada a abandonar el Enclave y al rededores donde se crió, y partir a tierras desconocidas con su hermana recién nacida debatiéndose entre la vida y la muerte. Así descubre Sailum.

El planteamiento social de Sailum viene condicionado por el número cada vez menor de nacimientos de mujeres. La capacidad reproductora se va limitando y eso pone en peligro el futuro de la sociedad. Las mujeres, pocas y valiosas, han conseguido hacerse con el poder y ejercen la toma de decisiones como una especie de lobby. Por su parte lo hombres, han sufrido un proceso progresivo de esterilidad, lo que ha llevado a abandonar la tribu a aquellos que no pudieran tener descendencia, y a adquirir un estatus inferior y una actitud sumisa aquellos que podrían optar a tenerla en el caso de conseguir la atención de una mujer.

El poder de las mujeres en Sailum se basa en el control de las decisiones sociales, siendo las mujeres las únicas con voz y voto, las únicas con derecho a educación y a una sobreprotección especial (un hombre no puede tocar a una mujer sin permiso, considerándolo delito de violación y siendo fuertemente castigado). Una sociedad matriarcal con las desigualdades de genero que las mujeres hemos sufrido a lo largo de la historia.

Gaia llega a Sailum y tiene que asimilar este cambio radical de las reglas, además llega en un momento de inflexión, en el que el número de mujeres es tan escaso, que están a punto de perder ese poder y esa influencia al encontrarse con un número tan grande de hombres opuestos a su sistema, y lo hace con una niña recién nacida en brazos, lo más valioso que podría poseer en esa sociedad.

Las mujeres de Sailum pueden decidir si formar una familia tradicional o disfrutar de su libertad sexual sin atarse a nadie, pero en este caso pierden los derechos sobre sus posibles hijos que serían entregados a otras familias. Conciben el anticuado concepto de familia formado por hombre-mujer, cuando ha quedado demostrado que ese pensamiento es erróneo y la educación no depende ni del número de progenitores ni del sexo. También toca el tema del aborto, que está totalmente prohibido. Las propias normas impuestas por mujeres limitan su libertad, esto es muy típico del género en mi opinión, boicotearnos a nosotras mismas.

Me parece un planteamiento muy interesante, que obliga a los lectores masculinos a empatizar con la actitud sumisa y humillante de aquellos desfavorecidos por un régimen social que pierden sus derechos por la banal excusa del género; y a las mujeres a entender que el poder atrae el egoísmo, los abusos y la tiranía, sin importar quien lo ejerza.

Al igual que en la primera entrega, la protagonista luchará por derrocar el injusto sistema y lo hará con ayuda de Leon, con quien continúa su historia de amor. Esta segunda parte nos brinda además nuevos personajes que enriquecen la trama, y en esta ocasión, el objetivo no será huir, si no dirigir un cambio radical para la sociedad que mejore su perspectiva de futuro.

El único fallo imperdonable para mí, es la mala elección del título. Me parece básico pretender la conexión de una saga por medio, principalmente de sus títulos. Marca de nacimiento, un título diferente, sugerente y al que se daba explicación en la historia; deja en muy mal lugar a Preciada. En mi opinión hubiera continuado con “Marca de poder” y acabado la trilogía con “Marca de libertad”, por ejemplo.

 

 

 

 

 

Marca de nacimiento

th

 

Marca de Nacimiento, de Caragh O’Brien es una de las novelas post-apocalípticas que más me han gustado. Aunque la integro en la categoría “distopías“, el libro no plantea un nuevo paradigma, sino que parte de la extinción del último y las repercusiones que eso ha generado en la sociedad que relata.

En este caso plantea vagamente un mundo en el que la radiación solar es algo mayor (aunque nunca implica un problema para sus habitantes mayor a cubrirse la cabeza cuando salen al exterior) y la escasez de agua, que ha sustituido al dinero.

La historia narra cómo esta escasez de recursos ha originado una sociedad cerrada al exterior llamada el Enclave, cuyos habitantes disfrutan de un aparente buen nivel de vida aislados entre sus muros. Sin embargo, las consecuencias de éste tipo de asentamientos han sido,entre otros, la homogeneidad genética que hace a las futuras generaciones sufrir problemas como la hemofilia, poca esperanza de vida, enfermedades y debilidad.

Con el objetivo de incluir variedad genética en sus descendientes y fortalecer así a las futuras generaciones, el Enclave permite vivir a los alrededores a una población pobre, a quien mantiene con los mínimos recursos para su subsistencia. A cambio, el Enclave reclama los 3 primeros nacimientos de cada mes.

Gaia, es la protagonista, y en este caso la encargada de continuar la labor de su madre, comadrona de su zona, y entregar a los recién nacidos al Enclave tras marcarles con un símbolo característico tal y como la enseñó su madre, para que crezcan como niños felices y pertenecientes al sistema. Sólo los niños con taras físicas son exentos de ser entregados, esa es la razón de que Gaia sea libre, tiene medio rostro quemado.

Cuando sus padres son sorprendentemente apresados, Gaia se infiltra en el Enclave, donde al fin descubre los oscuros secretos que guarda la sociedad que ella creyó idílica y conoce a Leon Grey, sargento del enclave, que finalmente la ayudará en su misión.

Interesantísimo planteamiento sobre las consecuencias que la previsible escasez de recursos naturales básicos como el agua podría generar en las sociedades humanas, unido al ansia sobreprotector de las mismas. Ante amenazas externas, la sociedad reacciona como un ente en sí mismo, fortaleciendo sus mecanismos de defensa a costa de los problemas de aislamiento que generan para sus individuos. Muy interesante la relación de interdependencia que se acaba desarrollando entre el Enclave y los asentamientos de alrededores, que en mi opinión metaforiza con las relaciones de interdependencia que los países desarrollados han establecido con los subdesarrollados en el mundo actual, a quienes tras una explotación inicial que aun hoy continúa, han acabado por depender de su producción de recursos.

El final del libro no deja opción a no continuar leyendo la saga, cuyo drástico giro en su segunda parte me obliga a comentarlo en otro post.